Preguntas Frecuentes

La duración del tratamiento ortodontico está influenciado por múltiples factores, entre ellos, la severidad de la maloclusion, la respuesta del organismo al tratamiento establecido y lo más importante el compromiso y continuidad del paciente frente al tratamiento ortodontico y de salud oral en general.

Normalmente, el tratamiento completo de ortodoncia toma de dos años a dos años y medio aproximadamente en casos típicos. Requerirá más tiempo en casos complejos o cuando no se siguen las instrucciones del ortodoncista.

Hay dos partes en un tratamiento de ortodoncia:

Ortodoncia interceptiva y ortodoncia correctiva. El tratamiento de ortodoncia interceptiva se realiza en la etapa de dentición mixta (cuando cohabitan la boca dientes temporarios y dientes permantentes) y el objeto allí es ayudar a que un correcto recambio dentario se lleve a cabo preparando los maxilares para que esto sea posible debe realizarse a la edad de 8 años.

El tratamiento de ortodoncia correctiva debería comenzar a los 12 años, edad en que el niño tiene todas sus piezas permanentes, para terminar de lograr una perfecta mordida.

Dependiendo de la complejidad una ortodoncia podría durar entre 2 a 2 años y medio, actualmente con las nuevas técnicas de autoligado los tiempos de tratamiento se han reducido considerablemente, hasta encontrar duración de tratamientos de un año.

Sería bueno realizar la primer consulta cuando la dentición primaria (dientes de leche) han terminado de aparecer en la boca de un niño. Esto alrededor de los 3 años. Muchos problemas que se tendrán en la dentición permanente se encuentran ya esbozados a esta tan temprana edad.

No hay una edad óptima general para el comienzo de un tratamiento de ortodoncia, el momento de hacerlo será determinado por el profesional competente y dependerá de la clase de problema que el paciente presente. Determinar el momento óptimo para colocar aparatos es una de las decisiones más importantes que deberá tomar el ortodoncista, eso se llama Oportunidad de Tratamiento, y de la misma depende gran parte del éxito del mismo.

Claro que sí, hay estadíos de la dentición mixta (cuando hay dientes de leche y dientes definitivos coexistiendo en la boca) que no lucen muy bien, pero son completamente normales, por eso la necesidad de la consulta periódica, para que sea el profesional Especialista en Ortodoncia, quien interprete si esos cambios se están realizando correctamente.

Es difícil predecir cómo la falta de tratamiento de ortodoncia afectará la vida de cada uno. Ciertamente, un niño que necesita tratamiento de ortodoncia y no lo tiene, tendrá problemas con sus dientes en los años venideros, tanto es así que muchos pacientes adultos están volviendo a los tratamientos de ortodoncia. Las dificultades de no tener tratamiento de ortodoncia incluyen:

• Dientes que estaban desparejos llevan al debilitamiento del esmalte y    pérdida de los mismos.

• Dientes que son difíciles de limpiar, que llevan a problemas de encías y    eventual pérdida de los mismos.

• Dificultad para masticar.

• Problemas periodontales (de encía) en la edad adulta.

No hay una causa, sino muchas.

Algunas alteraciones son hereditarias, mientras otras son adquiridas. Por eso que se precisa de un adecuado diagnóstico realizado por un profesional capacitado.

• Apiñamiento dentario

• Dientes separados

• Mordida cubierta

• Mordida invertida

• Dientes superiores protuídos (muy hacia adelante)

• Dientes supernumerarios (de más)

• Agenesias dentarias (dientes de menos)

En tanto son consideradas adquiridas aquellas alteraciones debidas a:

• Traumatismos dentarios

• Hábitos (ej. succión de pulgar que origina mordida abierta)

• Obstrucciones respiratorias, (pueden generar mordida cruzada)

En primer lugar el Ortodoncista realizará un examen clínico del paciente (revisará su boca) realizando una ficha clínica donde asentará la presencia o no de caries, el estado de sus encías, las características de su higiene bucal, el estado de los tejidos blandos circundantes (labios, carrillos, etc). La forma en que el paciente respira y traga también serán registrados, como así también lo referente a su postura. Luego se interesará por la salud general del paciente, ya que muchas enfermedades generales tienen repercusión en la boca.

Es importante tomar radiografías, fotografías y modelos de estudio para elaborar un acertado diagnostico.

No la ortodoncia y la ortopedia maxilofacial buscan lograr una armonización mecánica y fisiológica de los maxilares y estructuras anexas, lo cual repercute favorablemente en la función.

Si, es posible hacerlo con los cuidados normales, incluso esta comprobado que los brackets suelen proteger en ocasiones los dientes dependiendo del tipo de trauma si llegase a presentarse durante algún deporte.

Es común, aun cuando cada vez es más usual que los adolescentes y los adultos se preocupen por su salud oral.

Absolutamente sí, con unos cuidados básicos y algunas recomendaciones es posible incluso que personas que se dedican a la música, a la interpretación de instrumentos y todos en general puedan seguir su vida normal.

Básicamente consiste en las molestias más conocidas como la adaptación de los aparatos en boca, pueden presentarse en los primeros días molestias en la mucosa oral, sensibilidad a la masticación y sensación de dientes flojos luego de las activaciones.

Si, actualmente existen en el mercado una variedad de brackets estéticos, que son transparentes y se hacen poco visibles en la boca, así mismo existen tratamientos para pequeñas malposiciones con placas transparentes y así el paciente no luce aparatologia en metal sonríe tranquilo y a su vez corrige la ligera discrepancia en la dentadura.

No comer alimentos pegajosos, tales como: gomas de mascar ya que la limpieza de estos se dificultad con la aparatologia fija y puede generar en el futuro manchas en los dientes y en la mayoría de los casoscaries.

Se permite comer frutas pero preferiblemente se corta trozos pequeños y se lleva a la parte posterior de la boca osea las muelitas con mayor tamaño.

Evitar alimentos duros tales como: maní, hielo, alimentos muy tostados granos de maíz sin reventar (crispetas).

Si ingiere bebidas oscuras tales como refrescos, te, vino tinto, café entre otras por favor no olvide cepillarse inmediatamente ya que podemos con el tiempo manchar el esmalte de los dientes y así ocasionar un daño irreversible en la estética de nuestra sonrisa.

Confía tu tratamiento en manos expertas